Resurgere – por EMILIA MARTÍNEZ RUIZ

Empezó por oscurecérsele todo poco a poco; los ámbitos cotidianos le parecieron un mundo desconocido pintado de ceniza con chispazos color caldera; los espacios familiares, tranquilizadores, se llenaron de recodos hostiles. Y anduvo por las calles igual que si caminara entre grabados y tapices, perdiéndose a través de laberintos de cristales opacos. Luego, estalló la…