La Cucaracha (God, please, bless America) – por ALEJANDRA MEZA

Los norteamericanos decretan God, bless America no como una plegaria sino como una sentencia: Dios bendice a América. Tras tres años de vivir en sus tierras aún trato de comprenderlo. Ingresé en uno de esos paraísos mercadotécnicos llamado Walmart única y exclusivamente para comprar dos litros de Coca-Cola con los cuales acompañar una pizza, entretanto mi esposo se quedó esperando por mi regreso…