Aunque esté vivo, ellos me asesinaron

Spencer Tracy (se presenta ante el tribunal que acaba de condenar a quienes se supone que le lincharon. Se escondía para fingirse muerto y que los condenaran):

“Sé que llego a tiempo para salvar la vida de estos veinte acusados. Pero no he venido para eso. Son asesinos, aunque ahora la ley dirá que no lo son, porque yo, su víctima, estoy vivo. Pero aunque esté vivo, ellos me asesinaron. Mataron algo dentro de mí aquella noche. Ya sé que la ley no entiende de esto, pero ellos asesinaron en mí la idea de que el hombre es un ser civilizado y asesinaron en mí el orgullo de ser de este país. ¡No les perdono y no he venido aquí a salvar su vida sino la mía! Si estos asesinos fueran ejecutados, tendría que seguir ocultándome, tendría que estar solo el resto de mi vida. Y yo no quiero seguir solo, porque entonces ellos se habrían salido con la suya”.

Del film Furia (1936) de Fritz Lang

Spencer Tracy

Pablo Rodríguez Canfranc

Pablo Rodríguez Canfranc Ha publicado 921 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.