Así andamos – por ELENA SILVELA #misescritos

Sobremesa. Aire libre. Seis comensales. En lo que voy a relatar a continuación, soy una mera espectadora.

-¡Ay, que no os lo he contado! Imperdonable. Perico se murió. Esta semana. Fijaos qué pena.

-¿Perico? No puede ser. Perico está vivo y coleando. Lo sé por su hermano. Estuvieron cenando juntos ayer. Quien se ha muerto es Paco, el primo.

Se produce una disertación sobre apellidos y ramas genealógicas ascendentes que no viene al caso.

-¿Paco? ¡Ay, pobre! Vaya por Dios. Llamaré a Isabelita sin falta para darle un abrazo. Quien está muy bien es Lucía. Con lo malita que estuvo, ¿os acordáis? ¡Qué milagro!

Nueva exploración, esta más corta, de apellidos.

-¡Que no, por Dios, que no! Lucía murió el invierno pasado.

-¡De eso nada! Estás muy equivocado. Está estupenda, te lo digo yo.

-Que no, Marta, que no. La pobre murió hace, por lo menos, seis meses.

Marta no se rinde.

A estas alturas, me comprenderéis, soy espectadora en fase de pasmo. Marta, en su empeño por que Lucía siga viva, hace llamada desde el móvil a sujeto avispado que seguro sabe del tema, es sobrino directo. La pregunta es delicada, pero se la hace a bocajarro. Sujeto avispado confirma muerte. Hace nueve meses ya.

Y así andamos, matando y reviviendo. Con lo reconfortante que es la comunicación.

 

Elena Silvela

Elena Silvela Ha publicado 340 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *