ARTURO REX: Otto Rahn y el catarismo

Una de las obras más bellas sobre el Santo Grial es la esotérica Cruzada contra el Grial escrita por el soñador alemán Otto Rahn en los años 30 del siglo pasado. Rahn asocia el Grial con el catarismo y sitúa el castillo custodio de la reliquia en Montségur, en los Pirineos, último refugio albigense antes de ser arrasado por los cruzados de Simon de Monfort.

“En el corazón de la soledad desértica del Tabor se yergue una roca cuya escabrosidad no puede describirse y cuya cima da alcance, a veces, a las nubecillas de oro que ilumina el sol. Sus paredes caen en picado hasta las murallas de un castillo llamado Montségur. Un día que subía por el camino de los cátaros hacia la cumbre del Tabor me encontré con un viejo pastor de ovejas, que me contó la siguiente leyenda:

«Cuando aún estaban en pie los muros de Montségur, los cátaros, los puros, custodiaban dentro de ellos el Santo Grial. Montségur estaba en peligro; los ejércitos de Lucifer se hallaban ante sus murallas. Querían hacerse con el Grial para insertarlo de nuevo en la diadema de su Príncipe, de donde se había desprendido y precipitado a la Tierra cuando la caída de los ángeles. En el momento más crítico vino del cielo una blanca paloma y con su pico partió en dos el Tabor. Esclarmonde, la guardiana del Grial, tiró la preciosa reliquia al monte, donde quedó oculta. Así se salvó el Grial. Cuando los diablos entraron en el castillo, era demasiado tarde. Enfurecidos, quemaron a todos los puros, no lejos del castillo rocoso, en el camp des crémats … »”

Otto Rahn de Cruzada contra el Grial

montsegur

Pablo Rodríguez Canfranc

Pablo Rodríguez Canfranc Ha publicado 921 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.