ARTURO REX: la mujer del ciclo artúrico en la pintura prerrafaelita

“William Morris: “Reina Ginebra” (1858). En él, el artista pinta a su esposa Jane en traje medieval, rodeada de imágenes que intentan crear un ambiente histórico, otras simbolizando aspectos de la fuente literaria en la que está basado (Malory, La Morte d’Arthur). Aquí vemos una muestra del mundo medieval de Morris, un mundo heroico, sensual, místico, dominado por mujeres más poderosas e interesantes que los nobles caballeros. Este cuadro testifica su asimilación a la estética de Rossetti. Vemos aquí a una mujer alta y lánguida que llena el centro de la composición y que recuerda a la Ginebra de Rossetti. La habitación es pequeña y está llena de muebles y objetos decorativos que evocan la atmósfera privada de las obras de Rossetti. Pero la reina de Morris está absorta en sus propios pensamientos, es solitaria y no es un elemento de una narración. Lo mismo da que sea Ginebra o Isolda. Es un cuadro de sentimientos. Es evidente ya esa característica típica de los prerrafaelitas de pintar figuras femeninas aisladas, que pueden ser mitológicas, de la leyenda artúrica, etc., que no son más que un retrato (de una mujer que suele ser su esposa o una amante) al que se le añaden unos detalles para caracterizar al personaje y el ambiente. Son cuadros en los que lo que importa son los sentimientos de la figura femenina.”

Mercedes Aguirre, de Aspectos de la leyenda artúrica en el arte desde el siglo XIX hasta nuestros días

William_Morris_001

Pablo Rodríguez Canfranc

Pablo Rodríguez Canfranc Ha publicado 894 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *