ARTURO REX: el erotismo en el rescate de una dama ultrajada

“La escena prototípica consistiría en la llegada del caballero allí donde la dama está siendo ultrajada, momento en el que se enfrenta al peligro -sea éste un humano o animal… ¡cuántas damas han sido literariamente rescatadas de las fauces de un terrorífico dragón! – ante los ojos de la mujer. Tras ser rescatada, se halla ya prendada del caballero, hecho que ha quedado inmortalizado por la conocida expresión de «¡mi héroe!», impresionada ante la valentía que el esforzado guerrero ha derrochado por ella. No sé si este podía ser uno de los sueños de un caballero andante, pero no me parece improbable debido al número de ocasiones y formas en que una dama podía ser rescatada según quedara plasmado en libros de la época: lo que importa es que haya una mujer a la que rescatar. Y es que, por si fuera poco, el caballero puede haber estado una larga temporada sin ver a una dama. Y, ahora, debe rescatar a una hermosísima mujer -raramente es poco agraciada-, con las ropas desgarradas, insinuando lo que ocultan, necesitada de compasión y cariño, además de estar ya enamorada de su caballero: el erotismo de la escena es evidente, no sólo ante la visión de la bella semidesnuda, sino ante la perspectiva de dulces recompensas en caso de salir victorioso en el rescate de la dama. Esta escena parece cumplir la misma función que otras leyendas: también los marinos, que pasaban largas temporadas sin ver una mujer, esperaban ver algún día a las bellas sirenas, o los conquistadores de las Américas que deseaban hallarse frente a frente con una amazona.”

Alfonso Boix Jovaní. El Erotismo en El Cantar de Mio Cid

g23_03imagen-32

Pablo Rodríguez Canfranc

Pablo Rodríguez Canfranc Ha publicado 732 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *