Arameo – por ELENA SILVELA

Juro en arameo y en otros idiomas. Cada vez que intento no pensar en ello, a mi cabeza vienen cual palomas a las migas de pan cientos de otros pensamientos. Igualmente invalidantes. Se retuercen y carcajean. Es posible que lo certero sea todo lo contrario. Quizá haya de dejar mi mente a su aire, que se torture hasta el olvido si le place. Ente tremendamente anárquico, el cerebro; maneja las cuitas sin orden ni concierto, aturulla los colores y desvanece esperanzas. Atarle en corto es tarea sutil y volitiva. Requiere entrenamiento de fondo. Aún así, muchas veces se desboca de tal modo que ni el domador de leones más experimentado sería capaz de contener. Sentimientos como el miedo o la preocupación en sus estadios más elevados son el pasto preferido de una mente silente que rápidamente se despereza y aligera sus pasos hasta galopar a un ritmo de vértigo. Es entonces cuando parece sonreír, se encuentra rebosante de energía y trabaja a ritmo de experto. Juro en arameo y en otros idiomas y, a pesar de ello, el pensamiento permanece. Impávido. Lacerante y mortal.

 

DSC_0673
Foto de BABIOGRAPHY

Elena Silvela

Elena Silvela Ha publicado 334 entradas.

2 comments

  1. El ochenta por ciento podría estar escrito por Zdenko.
    Solo te ha faltado mentar a Jesucristo que dicen hablaba en arameo.
    Enhorabuena por el texto, da mucho que pensar en arameo y en castellano.

  2. Guardo como tesoro tu comentario. Por lo que dice y por lo que significa. Soy digna hija de mi padre y eso me llena de muchas cosas. Un beso grande y muchas gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *