Amapolas en octubre

«Ni las nubes solares esta mañana pueden manejar semejantes faldas.
Ni la mujer en la ambulancia
cuyo corazón rojo florece a través de su abrigo de forma tan pasmosa-

un regalo, un regalo de amor
absolutamente no solicitado
por un cielo

que pálida y fogosamente
enciende su monóxido de carbono, ni por unos ojos
embotados hasta detenerse bajo sombreros hongos.

Dios mío, qué soy yo
para que estas bocas tardías se abran a gritos
en un bosque de escarcha, en un amanecer de flores de trigo.»

Sylvia Plath

amapolas

Pablo Rodríguez Canfranc

Pablo Rodríguez Canfranc Ha publicado 921 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.