Amalia y arándanos – por ELENA SILVELA #misescritos

Descubre una nueva debilidad, esta misma mañana. La vida tiene modos peculiares de mostrar nuevos apegos. Ha abierto la nevera para comprobar que, de las quince que posee, ya no está la mermelada de arándanos. Una oleada de pena, ira, desconcierto y rebelión se ha instalado en su pecho. Ha sido su heredera quien ha cometido el hurto, lo sabe a ciencia cierta. Su mermelada de arándanos. Su preciada y nunca bien venerada mermelada. Ecofriendly, suave, distinguida, exquisita, megaecológica-natural-sana, la mermelada de las mermeladas dentro del mercado europeo.

Amalia ha escrito a su heredera. Los términos a través del whatsapp han sido duros. La respuesta recibida, evidente. Pero, mamá, ¡si solo es una mermelada! No sabía que la de arándanos fuera tan especial. Si lo llego a saber, cojo cualquier otra.

Los ánimos de Amalia no han mejorado. Es consciente, no tiene remedio, el objeto de pasión se halla a más de cuatrocientos kilómetros y en manos de ella, heredera que no aprecia lo que tiene entre manos. Con el corazón en un puño, se tira a la calle, a reponer la joya. Regresa a casa con el trofeo y, además, con trece pares de medias negras. El episodio ha sido perfecto para retomar adicciones, es una forma deliciosa de compensar el agrio momento, sabe que ya se ha calmado.

Su subconsciente opina diferente. Horas después, encuentra con horror las trece medias en la nevera, pulcramente alineadas entre tarros de mermeladas variadas. La de arándanos, impoluta y regia, en la caja blanca de las medias.

La heredera ha pasado el día con desolación. Llena de congoja y destemplada. Se ha ido a comprar otra mermelada, para mantener intacta la materna de arándanos. Dios mediante, la traerá de vuelta a casa, sana y salva. Confía en obtener perdón.

 

Estampa del lugar en que la heredera ha pasado el día de autos.

Elena Silvela

Elena Silvela Ha publicado 342 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *