Alma de perdedor – por RAFAEL DE LA TORRE

Cándido López, nieto de represaliado franquista ya fallecido, hijo de votantes jubilados del Partido Popular, casado con Luisa, una simpatizante de Ciudadanos, y padre de Ernesto y Carolina, ambos jóvenes integrados en Podemos, se ha levantado esta mañana de lunes para ir a trabajar al taller de montaje con mejor ánimo del habitual.

Tras una vida de obediencia absoluta en cascada, primero a sus padres, luego a los curas del colegio, después a los mandos en la mili, más tarde a sus jefes, a su mujer, a sus vástagos,  a las rabietas de sus nietos…, por fin ayer se rebeló y, por una vez  y sin que sirva de precedente hizo lo que lo que le apetecía, aún a conciencia de que no se puede luchar contra una cadena organizada y que las normas están para cumplirlas.

Le da igual. Absoluta y totalmente igual. En algún momento futuro ya llegará el momento de rendir cuentas por sus actos, no hoy. Su nuera María, médico como su hijo y con quien tiene prohibido hablar de política, insiste en que antes de mover una pieza hay que calcular las consecuencias. Es juiciosa esta chica y posiblemente lleva la razón pero Cándido hace mucho que perdió la esperanza en la lógica y prefiere el “partido a partido” de Simeone a la brillante combinación ajedrecística que siempre falla porque alguien le roba varias piezas del tablero.

Así que ayer, antes de asistir al último partido del Atlético de Madrid en el Vicente Calderón, decidió ir contra corriente. Todos dijeron que Susana debe ser la candidata porque es una triunfadora y que Pedro había fallado a los ideales. Es verdad. A Cándido no le convence Pedro, en su opinión Patxi sería mejor opción siguiendo los criterios lógicos de María, pero menos le apetece aún que le ninguneen y le toquen las narices como llevan haciendo en los últimos tiempos un grupo de autoerigidos salvadores del partido.

Por eso ayer, con su alma de perdedor, votó a Pedro aunque sea un preludio de suicidio.

Y ganó en el estadio y fuera.

Llega el momento de empezar a apretar tuercas en la cadena de montaje.

 

Rafael de la Torre

Rafael de la Torre Ha publicado 85 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *