Al otro lado del amanecer

Al otro lado del amanecer,

cuando las pinceladas de acuarela

que despliega tímida la alborada

arrebatan el aliento de ausencia

impuesto por las esferas nocturnas,

resucita el paisaje antes velado

regalando un día más, otro giro

a este planeta de azul melancólico.

Entonces es cuando abrazas la alquimia

de un mundo que parecía dormido.

>><<

Al otro lado del espejo roto,

ése que te refleja fragmentado

creando un vil y grotesco mosaico

de tu mirar pálido y desolado

y que te traiciona una y mil veces,

al otro lado, encuentras la niñez

que pensabas hace tiempo perdida

en algún corredor del laberinto.

Entonces es cuando abrazas al niño

que se fue un día y no volvió jamás.

>><<

Al otro lado del vetusto lienzo,

aquel paisaje en calma de Constable

que el óleo fusionó con el tiempo,

existe un camino que serpentea

en lontananza hacia el fin de la tarde

perdiéndose entre las leves colinas,

que te conduce a los sueños fallidos,

esos que enterraste un día de invierno.

Entonces es cuando abrazas la dicha

de sentir la lluvia en la primavera.

amanecer

Pablo Rodríguez Canfranc

Pablo Rodríguez Canfranc Ha publicado 825 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *