Al Gran Hijo del Sastre – por TIERRATRECE

Anoche soñé

que jugaba en la playa

con Leonard Cohen,

un Cohen de

cincuenta y tantos,

y su amante,

a dar patadas muy fuertes

a una pelota que iba

hasta el cielo.

 

El juego consistía

en que la pelota

no tocase la arena.

 

Mi familia

me reclamaba

a lo lejos

bajo sombrillas bicolor

y neveras de domingo,

pero yo estaba empapado

por el amor de grises canciones,

la belleza madura de ambos,

y la pelota

no debía

tocar el suelo.

 

Llegábamos a penas,

con la agilidad

de un delfín en tierra,

pero reíamos como niños

al patear el cielo.

leonard_cohen_03

Tierratrece

Tierratrece Ha publicado 21 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *