Agradable – por ELENA SILVELA #misescritos

Le preguntó qué era agradable. Una especie de definición.

Intentaron hilar una frase, poner ejemplos, fueron pocos. Decidió hacerlo por escrito, en esa suerte de magia que se desprende de la tinta que se ha puesto previamente cerca del corazón. Agradable es las galletas María mojadas en café con leche en un desayuno rodeado de los más queridos, es un amigo que se queda a pasar la tarde, el rumor de conversaciones mientras el sueño le va venciendo a uno, la sonrisa de quien te atiende a diario en ese restaurante de menús, el perrito empeñado en acurrucarse al lado, haga calor o frío; el aroma de un bizcocho recién hecho para la merienda, la llamada inesperada que no desea más que hacerte sentir bien, el sonido de un riachuelo, la carcajada estruendosa de un infante, quien te abre los brazos en la distancia para que ya de lejos sepas que eres bien recibido, un cuadro bonito, esa canción que trae tan buenos recuerdos, un brindis, esa conversación entre amigos a altas horas de la madrugada, la brisa de mar que refresca. Cuántas cosas es agradable y qué poco se detiene uno ante ellas.

 

“Caballos en el mar” – Óleo de Enrique Martínez-Cubells

 

 

Elena Silvela

Elena Silvela Ha publicado 320 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *