Adivinar – por EMILIA MARTÍNEZ RUIZ

Permanecen inactivas, ocultas en recovecos insospechados, al acecho como deidades ignoradas que esperan el momento de manifestarse. Se presentan de improviso, preferentemente de noche, sin que nadie pueda esquivarlas. Acceden a los refugios más herméticos, podrían compararse a la niebla, al humo, al aire, filtrándose por las rendijas que siempre encuentran. Inquietan a quienes visitan desplegando secuencias en cromáticos fragmentos de su repertorio inagotable, mientras les hablan susurrando con sus voces de charol entre silencios de mercurio.

Y se esfuman cuando te despiertas.

 

Las dos Castillas

Las dos Castillas Ha publicado 2913 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.