Adiós – por DORY CEES

No sé decir adios.
El labio superior se entorpece y la lengua no cede.
No sé dar la espalda y suspirar en silencio una pérdida.
Habrá silencio entre nosotros y las manos se elevarán
en la tarde, porque siempre es una tarde, las tardes
son tristes, son agujeros negros entre el sol y la luna.
La tarde es ambigua y dual , no tiene alma , vaga en
la incertidumbre de la luz y la oscuridad.
No te diré adiós, es mal sonante y cobarde .
Besaré tus pies para que vuelvas, dejaré un rastro de
perfume compuesto de esperanza , memoria y libertad.
Yo me quedo, la tierra me ha llamado y aún no sé que
quiere de mí.
Ya no tengo deseos de explorador, ni inquietud tras la montaña.
Todo está descubierto, tengo que ordenar la vida y la memoria
rebosa de amor, aún es generosa conmigo .

Ya no puedo amar más, pero el dolor sigue siendo un pozo sin fondo, Al que no deseo bajar por voluntad propia.
Te vas , pero estás en mi, eres mi legado, mi tiempo en el espacio, el sonido que permanece en una caracola.

No te diré adiós, la mirada te seguirá firme, como un faro .
los dientes no asoman en la sonrisa, no hay fuerza que levante
el muro de la boca.
Vuelve, vuelve, me lo callo. Es tan egoísta y no quiero serlo,
ahora no, que me sobra amor y me falta tiempo.

 

Dory Cees

Dory Cees Ha publicado 34 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *