Acerca del amor y la muerte, por PEDRO PABLO MIRALLES #escritos

Todos deberíamos saber qué es el amor, algo nada fácil de expresar con la palabra y la escritura pero sencillo de experimentar y vivir en el cuerpo y en el alma, con el sentimiento. Todos deberíamos saber qué es la muerte, algo fácil de expresar con la palabra y los sentimientos pero imposible de experimentar para contarlo después, habrá que vivirla para saber que es. Pero eso sí, la vida y la muerte son inseparables, sí, la muerte forma parte de la vida y le da sentido.

Llevo a una temporadita dándole vueltas en la cabeza y en mi espíritu a la relación que pueda haber y que hay entre el amor y la muerte, una cuestión tan antigua como el ser humano y que fue objeto de atención en ese texto bíblico maravilloso que es el “Cantar de los cantares” de autor y época desconocidos, que forma parte del Antiguo Testamento y de la cultura y literatura hebrea:

“Grábame como un sello en tu brazo,
como un sello en tu corazón,
porque es fuerte el amor como la muerte,
es cruel la pasión como el abismo”

Pienso que no debería haber dificultad para convenir que este texto es tan bello como místico tanto para creyentes de las religiones hermanas -hebrea, cristiana y musulmana-, para las confesiones religiosas más variadas que se profesan por la humanidad y para agnósticos y ateos de todo signo y matiz.

Alguien tan poco sospechoso de ligerezas en la expresión de su pensamiento como San Agustín (354-430), cuando glosa el Salmo 121 aporta una serie de ideas de gran importancia y calado cuando dice, entre otras cosas, que “nada hay más fuerte que la muerte”, para a continuación expresar que “como el amor mata lo que fuimos, para que seamos lo que no éramos efectúa en nosotros cierta muerte” y, además, afirma después que “el que busca su gloria, no busca la salud de los demás”. ¡Vaya con Agustín, buena cabecita!

Nada como el colorido y la fuerza de Francisco de Goya y Lucientes, buen conocedor de su época y del ser humano, tanto que en la décima estampa de “Los Caprichos”  (1799), nos dejó el aguafuerte titulado “El amor y la muerte” que todo lo expresa.

Pero no es solo en la literatura y la pintura sino en todas las artes sin distinción y desde siempre –hasta en la tauromaquia y si no que se lo pregunten a Goya-, donde aparece la relación entre el amor y la muerte de forma insistente y reiterativa. Así, por ejemplo, esa obra maestra del cine que es “A Walk with Love and Death” (“Paseo por el amor y la muerte”) del John Huston (1969), basada en una novela de Hans Koning (1961). Y también resulta obligado citar en la literatura la obra “Sobre el amor y la muerte” del escritor contemporáneo alemán Patrick Süskind que, por su comienzo, algo tuvo que influir San Agustín en su escritura; la obra del filósofo y escritor alemán Arthur Schopenhauer (1788-1860) titulada “El amor, las mujeres y la muerte”, en la que el autor recopila textos suyos muy variados sobre la materia; o “La divina comedia” de Dante (1265-1321). Y, ¿qué decir de “El beso” de Rodin (1840-1917)? En fin, imposible para mi hacer una relación exhaustiva o mínimamente completa de las obras de arte más relevantes “acerca del amor y la muerte”.

De lo dicho hasta ahora me quedo con el “Cantar de los cantares”, porque cuando dice que “es fuerte el amor como la muerte” lo hace con una belleza y plenitud extraordinaria que me llena y comprendo sin necesidad de grandes explicaciones y, de otra parte, con “El amor y la muerte” de Goya, aunque me distancie de lo trágico en la vida, pero sin saber por qué me gusta y me llena hasta lo más hondo el dibujo y el trazo de Francisco.

Para terminar, he de reconocer que ha sido la lectura de San Agustín la que me ha llevado a la grandeza del “Cantar de los cantares” y la que me trajo desde hace una temporadita a darle vueltas en la cabeza “acerca del amor y de la muerte” aunque no haya sido esta la primera vez. Será por eso de que soy de aquellos que de momento no se ha cansado de buscar el lugar místico que nunca se encuentra pero cuya búsqueda hasta la muerte y con la muerte nos da sentido a la vida.

El amor y la muerte GOYA
Archivo del aguafuerte de Francisco de Goya “El amor y la muerte”, Real Academia de Bellas Artes y San Fernando, Calcografía Nacional, Madrid.

Pedro Pablo Miralles

Pedro Pablo Miralles Ha publicado 201 entradas.

One comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.