Acabar con el low y high cost – por PEDRO PABLO MIRALLES

En este paseo que acabo de realizar no he hecho más que mirar alrededor y nadie, las calles y los paseos están desiertos porque ya estamos en agosto. Gran parte de los vecinos de esta población como los de todas las poblaciones, pequeñas y grandes, se han ido a vacar a la playa, la montaña, al pueblo, a conocer otros lugares y países y, además, la mayoría en low cost, a saber, barato y algo cutre porque la cosa no da para más. Nadie está en su sitio pero vacan y dicen querer olvidarse de todo unos días, eso, desconectar, cambiar el “chip”, como si la mente o el alma fuesen circuitos integrales artificiales.

Allá donde va esa masa de población, suele crear toda suerte de incomodidades a los lugareños, en los espacios que visitan y se hospedan. Pero el low cost es el low cost y sin él no podrían viajar tanto ni mejor, porque superar esa forma de vacar es sólo para unos pocos, los del low cost suelen llamarlo high cost. Pero entiendo que el low y el high cost y menos el “chip”, poco tienen que ver con viajar como se debe, simplemente viajar, descansar, distraerse de forma sana, compartir, ampliar conocimientos, cultura, mente y alma.

A la vuelta de tanto vacar y aunque se les haya corto, todo seguirá igual o peor que lo dejaron. Las ciudades y poblaciones, los campos, montañas y las playas volverán a su normalidad low cost de la maldita sociedad del bienestar que tantos estragos y actitudes borreguiles produce. Surgirán de nuevo las tristezas, depresiones, separaciones y divorcios, la burocracia tomará cuerpo, los jefes del trabajo serán más jefes, el trabajo se hará insufrible, los desempleados que pudieron vacar más o menos de gorra seguirán desempleados porque a ellos no parece les afecten las encuestas del aumento de nuevos puestos de trabajo, los sin techo y marginados que también vacan sabiamente a su manera, más de gorra que nadie y nada de low cost, volverán a las calles pero con mejor aspecto, también más morenitos.

Las autoridades y muchos políticos seguirán parloteando sobre la senda de la recuperación económica, que sigue su buen curso: Nos dirán que los empleos basura creados para que la gente vaque low cost han dado unos frutos extraordinarios, que eso de la competitividad, que tanto daño hace a la sociedad, aumenta progresivamente de forma satisfactoria y, en fin, que vamos a alcanzar el objetivo de ser uno de los países más prósperos de nuestro entorno, término este muy útil que, junto a la frasecita de puesto en valor, se acomoda muy bien a los discursos vacíos de los últimos tiempos. Pues eso, que para el 2019 esto no va a haber quién lo reconozca, aunque todo low cost y cutre (“pobre, sucio o de baja calidad” según el DRAE), no menos injusto que antes de vacar y nada saludable.

Lo que hay que hacer es acabar de una vez por todas con tanto low o high cost y hacer las cosas para que lo antes posible la sociedad no se rija por tanto camelo abrasador y alienante.

 

Apunte de Pedro Pablo Miralles

Pedro Pablo Miralles

Pedro Pablo Miralles Ha publicado 124 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *