A la hetera Conopion

¡Así duermas, Conopion, como me haces

acostarme delante de tus frías puertas!

¡Así duermas, malvada, como al amante

haces dormir, sin que reciba tu compasión ni en sueños!

Los vecinos se apiadan; tú, ni en sueños. Pero la canosa

cabellera te recordará pronto todo esto.

 

Calímaco, de la Antología Palatina

escultura-griega-c3a9poca-hedlenc3adstica

Pablo Rodríguez Canfranc

Pablo Rodríguez Canfranc Ha publicado 925 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.