A Jerusalén, por ESTHER CUERDA #escritos

Llegué mi primera vez a Jerusalén un viernes de hace cinco años. Me alojaba en un hotel con piscina y el sábado, tras desayunar como una emperatriz en un patio de naranjos y flores, lo único que hice fue relajarme al sol. Me había llevado un bote de crema de manteca de karité, bien hidratante, para cuidarme la piel después de los primeros rayos solares.
No puedo remediar viajar hasta Israel cada vez que huelo el karité.
Leo en wikipedia que son semillas de árboles de más de diez metros que crecen en Africa. Pero a mí me llevan a la serenidad, al sol, al brillo de la piedra, a la frisa fresca de noche. Me envuelven en sentimientos, me suenan a murmullo y a sandalias de cuero. Me saben a cloro y ensalada de pepinos. Me tiñen el corazón de azul y blanco.
Israel, hoy te echo de menos.

 

ESTHER JERUSALEN

Esther Cuerda

Esther Cuerda Ha publicado 15 entradas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *