¿Sabías…? – por VNIVERSITAS SENIORIBVS CEU

PRIMERA CIENTIFICA

¿Sabías…quién fué la primera científica de la historia? Tuvo que vestirse de hombre y trasladarse a Alejandría a estudiar, donde gracias a su maestro, el famoso médico Herófilo, sacó la mejor nota en el examen final de medicina. Se llamaba Agnocide y era ateniense. Corría el siglo IV a.C y con gran decisión, además de…

Silent Screen – por PABLO RODRÍGUEZ CANFRANC

ByN

Como en películas mudas antiguas parecemos movernos por el mundo a dieciséis fotogramas-segundo acelerados entre horas exiguas. ¿Dónde quedó la placidez del día que extendía como balsa de  aceite su ajuar de minutos para el deleite cambiando “ya es tarde” por “todavía”? Sin duda vivimos el espejismo de que el ritmo loco y desenfrenado aleja…

Pastel de merluza, calabacín y pimientos asados – por LORO FLINT

pastel loro

Otra receta fresquita para los rigores del verano. A poco que sigáis el blog comprobaréis lo que nos gustan en casa los pasteles salados. Yo los veo como una evolución de la insuperable tortilla de patatas, pero más variados y completos. Y con menos grasas, que eso también hay que tenerlo en cuenta. Lo genial…

LIBRO. “Solitario empeño” de Cristian Crusat – Ed. Pre-Textos

solitario empeño

«Cuando llegué a Bruselas empezaba a escucharse en algunos medios de comunicación aquella idea del fin del sueño europeo.» Los protagonistas de estos relatos se mueven en un escenario que nos resulta turbadoramente conocido: la Europa del siglo XXI, entre las urbanizaciones turísticas que devoran las costas del Mediterráneo, la soledad insidiosa de las habitaciones…

LIBRO. “Serie” de Vicente Luis Mora – Ed. PRE-TEXTOS

serie

Amamos tanto el pasado porque es lo único nuestro obtenido sin trabajo. Lo escrito parece plano sin la herida de los restos: sin accidente, las páginas se vuelven burdas y llanas, como papel de sismógrafo. “8 x 8”, de Vicente Luis Mora. VICENTE LUIS MORA (Córdoba, España, 1970) es doctor en Literatura Española Contemporánea, investigador…

Eloísa y el más allá (XXVIII): La boda y más – por ROSA H. MULA

eloisa XXVIII

¿Has perdido alguna vez un marido? Perder un marido es la experiencia más impactante que, a mi humilde entender, puede ocurrirle a una chica. Y si las formas de perderlo son como lo fueron las mías ese día, nadie simpatiza contigo. No por envidia, como sería de desear, sino porque sencillamente no eres útil en…

400 años del Quijote II: episodio de cacería con los duques

Quijote llegada palacio

“Apeóse la duquesa, y, con un agudo venablo en las manos, se puso en un puesto por donde ella sabía que solían venir algunos jabalíes. Apeóse asimismo el duque, y don Quijote, y pusiéronse a sus lados; Sancho se puso detrás de todos, sin apearse del rucio, a quien no osara desamparar, porque no le…

Eloísa y el más allá (XXVII): ¡Sorpresaaaaa! – por ROSA H. MULA

eloisa XXVII

Te casas tú para cambiar de estado civil, me sopló Jeremías desde donde estuviese. Recuerdo que pensé enloquecida no puede ser, si no me he acostado aún con el novio según mi peligrosa costumbre. Por cierto… —¿Y quién es el afortunado? —porque no pensaba casarme con cualquiera. —Puede usted elegir entre cuatro candidatos que están…

La India en una pincelada de CRISTINA LÓPEZ-SCHÜMMER

INDIA DE XUMMER

Largas filas de casas pegadas hombro con hombro se asoman a ambos lados de la carretera, unas con fachadas de cemento viejo y sucio, otras pintadas en colores que quisieron ser y ya no son, o simplemente se han quedado a medio vestir, con sus cuerpos desnudos de ladrillo, como si acabar de construirlas fuera…

Eloísa y el más allá (XXVI): New York is a state of mind… – por ROSA H. MULA

eloisa XXVI

Pues sí que estábamos en el Bronx, sí. Si es que tengo yo un ojo que madre mía. —¿New York city? ¿Y qué hacemos aquí? —Hemos venido a una boda —me contestó sucintamente Jeremías, mientras el aceitunáoh silbaba una de Billy Joel. Según me bajaba del coche de cristales tintados, una de esas puertas de…

Awakening – by JOSÉ L. RECIO

KONICA MINOLTA DIGITAL CAMERA

Sometimes, awakening, after a night of a quiet sleep, is like magically going to a remote region; a sweet dawn of an unchartered yesterday; a nameless, ageless region with neither distance nor time. It’s like going back to dream, like diving into a fine midst of unconsciousness. Other times, awakening equals anguish. It’s a tourniquet…

Eloísa y el más allá (XXV): Allá donde fueres haz lo que vieres – por ROSA H. MULA

eloisa XXV

Cuando me quedé allí sola me eché a llorar por trimilésima vez en mi vida. Es que cuando te aguantas las emociones y luego, de repente, las dejas relajarse, salen todas a la vez, como si pensaran que las vas a volver a atar (y llevan razón). Un policía a caballo que debía de haberse…

PROY. EMOTIONAGE. Micrografía n. 13 – “Mala suerte”

micrografia-13-alberto-beltran-guerra

La primavera se anunciaba en todo su esplendor con una rareza astronómica, un eclipse de sol. La muchacha se acercó presto a su ventana con la intención de disfrutar de ese espectáculo que le brindaba la Naturaleza, pero el día estaba nublado, y el deseado astro jugaba ese día al escondite. Tendría que esperar otros…

Los amores de Will (XV): inmortal a través del verso

DSC_1450

En este soneto Shakespeare introduce por primera vez un tema que será recurrente en el ciclo: a través de los versos del poeta el joven será inmortal a pesar del pasó del tiempo y la decadencia pues siempre vivirá joven retratado en el soneto (“mientras él te vacía de savia yo te injerto de nuevo”)…

Eloísa y el más allá (XXIV): Debajo de un almendro – por ROSA H. MULA

eloisa XXIV

Todo el mundo se volvió loco; los gritos de sorpresa y los dios-me-acoja-en-su-seno aullados por los fieles muertos de miedo invadieron todo lo que me rodeaba. Los que huían de la quema corriendo tronchaban palmeras y digitalis; los que cruzaban el estanquillo huyendo por vía acuática aplastaban juncos y papiros a su paso. Igualito igualito…

Mar abierto – por ELENA SILVELA

P1010720

Elena… Elena… “Despierta. ¡Despierta! Que algo está pasando… Algo raro…” Con estos pensamientos inconclusos abro los ojos y, en cuestión de milésimas, estoy completamente despierta, los sentidos de alerta me avivan. Efectivamente, algo raro está pasando. Estoy en mi casa del alma, en mi cuarto de siempre. La misma cama, la misma chimenea sin encender….

Eloísa y el más allá (XXIII): el Gran Sermón del miércoles – por ROSA H. MULA

eloisa XXIII

No tuve más remedio que espabilarme porque querían llamar al médico por si me había muerto otra vez. Así que al poco abrí los ojos y empecé a hablar y a comer; aunque todo muy despacito, eso sí. Pero los nervios se me agarraron al estómago y el nudo era permanente. No sabía nada de…